ÁRBOL

En el árbol que nos ha visto pasar
una y mil veces reside desnuda
la verdad imposible de la raíz
que sostiene – a duras penas– el alma.

En el camino buscamos el camino
que dejamos atrás.
                                         El mismo siempre
aunque el paisaje, la estación o la mirada
lleguen a confundirnos.
No somos otra cosa: seres que merodean
en la orilla
                       a la búsqueda del rastro
que nos devuelva cada noche a casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario