LOBO SOLO

Se ha acercado a la vereda del río
con la mirada triste y las pezuñas
inflamadas y sucias. Es hermosa
la expresión indefensa con que husmea
el aire, el aullido interior que nadie
escucha, la pena con que se deja
morir lejos de todo. Se detiene
por instinto junto al árbol familiar
que en otro tiempo acogió su alegría
de estar vivo. Como quien ha perdido
el rastro y ya solamente escucha
el murmullo cansado de la sangre
y la canción del agua
que se llevó la vida para siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario