Cruces

Donde se unen el pan caliente con el hambre,
el frío y la sonrisa, la aspereza del miedo
con el temblor del labio antes del beso,
el niño con el hombre, las uñas con el muro,
el riesgo de la vida con el río indómito
que a veces se remansa pero nunca
se detiene, donde la lluvia se adentra
en la tierra una vez más y la fecunda,
donde ese largo abrazo de unas cosas y otras
propaga los olores, da cauce a la semilla,
donde el grumo del ansia, en esa pura
intersección,
                       florecerá salvaje
la pasión de la carne, la constancia del alma
que se opone a la muerte que habrá de derrotarla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario